Visto en: Infoempleo.com

En 2016, el Instituto Nacional de Estadística afirmó que 2,3 millones de españoles vivían en el extranjero, alcanzando un récord histórico. De esta forma, el número de españoles que residen fuera del país ha experimentado un crecimiento del 56% desde el inicio de la crisis.

Hace ya más de una década que una gran cantidad de jóvenes muy bien preparados académicamente huyen del país en búsqueda de trabajo. ¿Cuáles son las razones detrás de esta fuga de talentos?

millennials

Para responder a esta pregunta hemos resumido en siete los factores más importantes que entran en juego a la hora de tomar la decisión de “probar suerte” en otro país, por parte de los millennials españoles.

1. Han sufrido de lleno las repercusiones de la crisis económica que empezó en el 2007, año en que la tasa de desempleo de los menores de 25 años llegó al 43,1%. No es la peor cifra en la zona euro pero otros países están mucho mejor posicionados para que estos millennials empiecen o progresen en sus carreras profesionales.

2. La integración en el mercado laboral requiere de un gran esfuerzo y la compensación que reciben no cumple sus expectativas. Sabiendo que la situación cambia radicalmente en otros países, es difícil que esta generación no quiera una mayor valoración tras muchos años de formación.

3. La mayoría de estudiantes universitarios posee grandes conocimientos y un buen dominio de los idiomas. Están muy bien preparados para afrontar retos internacionales y además tienen iniciativa para llevarlos a cabo.

4. Han crecido creyendo que pueden cambiar el mundo. Una jornada laboral a cambio de pagar sus gastos no les llena. Muchos de los millennials necesitan más y lo buscarán a cualquier coste. 5. Son una generación exigente. Desean acceder a buenos cargos a nivel profesional, pero también a nivel personal y cultural. Buscan sentir que su día a día consiste en aportar su grano de arena para mejorar la sociedad.

6. Las empresas españolas valoran a los empleados que hayan residido fuera del país durante un largo período de tiempo, conociendo mercados internacionales y adaptándose a nuevas situaciones. De esta forma, las estancias en el extranjero aumentan las probabilidades de encontrar trabajo a la vuelta, adornando el currículum con experiencias que les diferencian.

7. Debido a algunos de estos factores anteriores, la estabilidad que tienen actualmente los jóvenes españoles es más bien poca. No acostumbran a comprometerse a largo plazo ya que siempre tienen ganas de más. Se aburren con la rutina y no se conforman con un empleo que no les llena.

Estas son las razones que contribuyen a la emigración de una generación totalmente necesaria para el futuro de las empresas españolas, tanto por su talento como por su visión innovadora. Empiezan a ser mayoría entre la población y están dispuestos a compartir sus conocimientos de las nuevas tecnologías y de la sociedad, a la vez que quieren desarrollar sus habilidades y capacidades de multitasking, tal y como han hecho siempre.